VACACIONES

a

Llegan las vacaciones y todos estamos contentos de salir de la rutina de tener unos días de descanso, y aprovechamos para salir de viaje, visitar a la familia o simplemente quedarnos en casa a descansar.

Compartimos más en familia y con amigos, nos reunimos para comer, cenar, o incluso cuando estamos de viaje queremos aprovechar de probar platos diferentes; claro que esto nos hace a veces comer de más y cambiamos nuestros horarios y tipo de alimentación. Esto no tiene nada malo, al contrario es muy agradable compartir, convivir y probar cosas nuevas.

Pero es difícil o no sabemos como mantener un equilibrio, saber combinar o elegir los alimentos para no sobrecargar el estomago y que nos sintamos mal o ganemos algunos kilos.

Bueno a mi me encanta viajar y si tenemos la oportunidad en familia lo hacemos frecuentemente.

Al inicio esto me causaba conflicto porque me costaba mucho ser flexible, quería llevar mi dieta muy estricta, al pie de la letra y claro que esto por más que lo quieras a veces no es posible.

Entonces entendí, acepté y aprendí, que también el permitirnos ser flexibles y hacer pequeños ajustes y cambios, salir de la rutina, de lo cotidiano es parte de las vacaciones; que no pasa nada y que siempre puedes regresar a tus hábitos saludables.

Claro que no hay que perder de vista tu prioridad. En mi caso es mantenerme saludable y con energía. Disfrutar si sentirme frustrada o culpable.

Por esto es que a continuación te detallo 8 tips que a mi me han servido mucho:

MODERACIÓN

COMPENSAR

ELEGIR

ACTIVATE

DESCANSA

COME DESPACIO

BEBIDAS

ENFOCATE

Puedes descargar los tips AQUÍ.

Ponlas en práctica estas vacaciones de verano, o por Navidad o cuando estés de viaje por algún tiempo.

“Cuidar de mi es darme amor”