PROBIOTICOS

a

En nuestro aparato digestivo conviven unas 400 especies de bacterias, algunas de ellas son beneficiosas y otras patógenas, es decir, las que nos ocasionan enfermedades.
Las bacterias beneficiosas producen unos ácidos (acético, láctico y fórmico) que bajan el PH del intestino grueso, de manera que inhiben, e impiden, el crecimiento de estas bacterias patógenas.
Por eso estamos más sanos en la medida que contamos con estas bacterias beneficiosas y su capacidad de controlar y vencer a las patógenas.

¿En qué nos ayudan los alimentos probióticos?
• Contribuyen a restaurar la microbiota: es decir los microorganismos que viven habitualmente en el intestino.
• Compiten con microorganismos patógenos en el intestino, inhibiendo toxinas bacterianas y evitando infecciones.
• Producen sustancias antimicrobianas contra otros organismos no deseados.

Por un lado son muy ricos en nutrientes, además de que nos ayudan a digerir la comida facilitando la absorción de las vitaminas, al mismo tiempo que reducen la absorción del colesterol.
Y por otro lado tienen una finalidad terapéutica en el tratamiento de desórdenes de alimentación.
Por si fuera poco, estimulan el sistema inmune, esto quiere decir que nos enfermamos menos; Pueden actuar en diversos órganos, por ejemplo en el sistema respiratorio, digestivo, urinario, etc.

Cuando se recomienda tomarlos?
Deberían formar parte de nuestra alimentación de cada día.
Especialmente en etapas de crecimiento, embarazo, lactancia, épocas de estrés, desgaste en el trabajo, ritmo de vida acelerado, cuando hay problemas de digestión.

Cuando hacemos una desintoxicación; además son excelente acompañamiento para un tratamiento de control de peso.

Para podernos beneficiar en un 100% es recomendable siempre combinar los Probióticos y los Prebióticos.

En resumen
La principal diferencia entre pre y probióticos es que los primeros forman parte de los alimentos, se encuentran en frutas y verduras en forma de fibra, oligofructosa, inulina, lactulosa y otros.

• Estimulan el crecimiento y la actividad de las bacterias beneficiosas, “dan de comer” a estas bacterias para que se reproduzcan y vivan de nuevo en el intestino
• Los probióticos son bacterias “buenas” agregadas a los alimentos. 
 como el kéfir, la levadura de panadería y la levadura de cerveza, que además tienen alto contenido en cromo bueno para los diabéticos.
• Los beneficios de los probióticos se logran al consumirlos en cantidades suficientes y en forma permanente
• Los efectos dependen de cepas específicas, no todos los probióticos tienen los mismos efectos.
• Se encuentran agregados a los alimentos o como suplementos nutricionales.